El Pontón Chetumal.
Jueves 05 de Abril de 2012
Por Raúl Espinosa Gamboa

El Pontón Chetumal era, como su nombre lo indica, “un barco de fondo chato para pasar ríos o construir puentes” cuya característica era ser “puente flotante”, fue construido en Nueva Orleans, Estados Unidos en 1898, a petición del gobierno mexicano con el fin de establecer “una sección aduanal y guarnición de vigilancia en la desembocadura del río Hondo en la frontera entre México y Belice”.

Cuando el gobierno del general Porfirio Díaz Mori, hizo pública la idea entre los militares, fue el joven sub teniente Othón Pompeyo Blanco el que aportó ideas que fueron bien escuchadas por el titular de ejecutivo y lo autorizó a hacerse cargo del proyecto que incluía la fundación del lugar que sería denominado “Fray Payo Obispo” como ocurrió en principio.

Othón P. Blanco hizo el plano de construcción del barco que se llevó a cabo en Nueva Orleáns y zarpará con el Pontón Chetumal, mismo que arribará a su destino el 22 de enero de 1898. En realidad lo trajo a remolque del vapor americano Stanford, quedando fondeado en la Bahía de Chetumal, frente a la desembocadura del Río Hondo. Dependía de la Secretaría de Hacienda, ya que fue destinado a desempeñar la función de Sección Aduanal.

Contaba, según versión oficial, con una pequeña maquinaria de 3 cilindros con presión en las calderas de 25 libras/pulgada cuadrada. Aprox: 2700 HP. Poseía un armamento 12 cañones rayados Voruz de avancarga x 70 l1 cañón rayado Whitworth de avancarga x 9 lb y llevaba 200 hombres.

Las necesidades del pontón se dieron en un período especial que llevó a la etapa final de La Guerra de Castas, que enfrentaba al gobierno mexicano contra los mayas rebeldes en lo que hoy es el estado de Quintana Roo y que en ese momento pertenecía al de Yucatán.

En 1898 se firmó el tratado de límites entre México y el Reino Unido que fijaba definitivamente la frontera entre México y la colonia de Honduras Británica (Belice), que establecía como límite el río Hondo, y esta era indispensable para evitar el contrabando de maderas preciosas y de armas para los mayas rebeldes. El gobierno mexicano decidió construir a la vez, el poblado de “Payo Obispo” y a vez operar, al Pontón Chetumal, como guarnición militar y agencia aduanal.

En esas condiciones Othón Pompeyo Blanco inició el desmonte de 400 metros playa con 300 de fondo de los terrenos aledaños a la Bahía, mientras invitaba a los mexicanos dispersos en el área beliceña a fundar una población por lograr la consolidación de la región fronteriza nacional. El pontón en tanto sirvió como sitio de alojamiento y para avituallamiento de la obra.

El presidente Porfirio Díaz autorizó mediante un decreto "la creación del nuevo poblado en el lugar denominado Payo Obispo, fijando una legua cuadrada de terreno para el fundo legal y ejidos, trazos de calles, plazas y edificios y hacer cuatro lotes de cada manzana para vender en pública subasta. Los propietarios se comprometerían a cercar o construir en ellos". Así es como nació Payo Obispo, fundada por don Porfirio Díaz el 5 de mayo de 1898.

El pontón inmediatamente comenzó a funcionar como aduana y a vigilar la navegación de todos los barcos que circulaban por el río Hondo, prácticamente única vía de comunicación de la región.

En diciembre de 1938 la ciudad de Payo Obispo ya había sido designada capital del Territorio Federal de Quintana Roo, fue rebautizada como Chetumal en recuerdo al pontón y al señorío maya de la región; el nombre significa “En donde crecen los árboles rojo”.