Termina el verano e inicia desfile de desempleados.
Lunes 27 de Agosto de 2012 hrs.
La crisis golpea más de una vez a los trabajadores del sector turístico. A su situación laboral hay que sumar el impacto de los recortes presupuestarios que los gobiernos federal y estatal traen consigo y con ello, las oportunidades de trabajo también carecerán en otros sectores. Aún en los jóvenes profesionistas que hoy, se preguntan consternados si realmente valió la pena el esfuerzo académico y muchas veces el económico.

México, ha diferencia de otros países del llamado primer mundo, carece de programas de empleo público dirigidos a esos desempleados. Así como, tampoco prevé Programas de empleo de forma temporal, ya sea en tareas de mantenimiento urbano, actividades medioambientales, culturales o sociales.

En este lado del mundo, es todo lo contrario. La mano de obra en programas de limpieza y mantenimiento urbano, está implementada de forma obligatoria, entre los empleados municipales que ya cobran un sueldo, por otras labores diversas y especialidades por lo cual fueron inicialmente contratados. Simplemente, los trabajadores de los gobiernos municipales, realizan 2 responsabilidades, por el sueldo de uno.

Por lo pronto, la temporada turística de verano ha finalizado, ciertamente de manera exitosa. Sin embargo, inicia la ya acostumbrada salida “voluntaria” de miles de empleados del sector turístico, que saldrán a las calles a trabajar en lo que caiga o en algunos casos, a delinquir para llevar el sustento a sus familias.

México, al parecer siempre llegará tarde a los avances de desarrollo social. Quintana Roo, un estado netamente turístico, carece de programas entre el sector hotelero, que desde hace algunos años atrás, implemento, sin un sustento legal o jurídico, unas vacaciones forzadas, sin sueldo, o a mitad de este, para ahorrarse miles de dólares, a costa de los trabajadores.

Inicia pues, la cuesta abajo de los trabajadores del sector turístico. Se unen a los miles de desempleados que deambulan por las calles de las principales ciudades de Quintana Roo, en busca de oportunidades.

La criminalidad en México y, especialmente en Quintana Roo, pudiera cambiar de perfil; al menos pensado de manera jocosa, ya que podría pasar más de una situación, en la que la mayoría de las denuncias provengan de los supermercados, por sustracción de alimentos.