No todos los niños celebran su dìa.
Lunes 30 de Abril de 2012 hrs.
Hoy, se celebra el “Día del niño”. Tema para reflexionar y en serio. Una fecha que surgió en la OUNU. Y aunque en México se celebra los días del 30 de abril, en realidad la fecha original fue el 20 de noviembre como el Día Universal del Niño, creado para conmemorar esta declaración tan importante ya los niños del mundo. Cada país en América Latina lo ha adaptado a su calendario nacional.

Pero, más allá de la mercadotecnia que esta fecha representa para el comercio y el premio que reciben los millones de niños del planeta, habría que destacar, que precisamente el fin de instaurar esta fecha, es para recordarle al mundo, que la niñez necesita cuidado, protección y una vida sana, digna y sin problemas.

Por ello, las cifras que el Inegi revela en esta fecha, resulta desolador y trágico. No todos los niños pueden aspirar a vivir una vida digna y disfrutar de su infancia y lo que representa esta maravillosa etapa en su vida.

Según cifras del INEGI, en México los niños representan alrededor de 29 por ciento de la población, es decir, 32.5 millones de personas oscilan entre los cero y 14 años. Una cifra considerable si se toma en cuenta que es la tercera parte de la poblaciòn de Mèxico. Es, el presente y futuro de este paìs.

Y, hablando en términos claros, señala que la cifra bajo en gran proporción en comparación al año 1990, debido tal vez a transformaciones sociales y económicas que dieron origen a una mayor sobrevivencia de la población y una reducción paulatina de la fecundidad.

Es decir, las mujeres fecundas, sin empleo, dinero o remuneración alguna se ven imposibilitadas a procrear hijos. Otro factor parece ser también el aspecto social en donde estas, ya no ven como meros seres reproductores. Bien, si se ve desde la óptica económica. Mal si se analiza desde el aspecto social.

Pero, lo mas desgarrador, lo representa esta gran cantidad de niños, que ante la falta de trabajo y el consecuente impacto de la falta de recursos en el hogar, salen a trabajar apenas con unos cuantos años encima.

Y si no mire usted, El Inegi, detalló que 29.8 por ciento de los niños mexicanos, son trabajadores agropecuarios; el 21.7 por ciento son industriales, artesanos y ayudantes, y un porcentaje similar son comerciantes y empleados de comercios establecidos.

Y si queremos ver más cerca, solamente en Quintana Roo, el Inegi señala que en la siempre castigada Zona Maya, los niños de José María Morelos con el representan el 35.2 por ciento, en Felipe Carrillo Puerto con 34.5 por ciento y en Lázaro Cárdenas con el 33.2 por ciento, porcentajes que indican que esta zona es la más poblada del resto de la geografía estatal y la más desprotegida y marginada.

Y Cancún y las franjas de miseria que la circundan? Caminar por las llamadas regiones de este opulento destino turístico es dramático y crudo. Los niños, sin control invaden las calles en un trabajo precoz y con un peligro inminente y en una clara explotación infantil.

Por otro lado, como olvidar los sonados casos de pedofilia, trafico de infantes, reclutamiento en bandas criminales y abuso sexual que han surgido en todos los círculos de una sociedad que se degrada. Especificamente de personajes de la política nacional y local y que hoy, gozan de una vergonzosa impunidad, siendo Cancún la gran protagonista.

Muchos de estos políticos, son los que hoy celebran a los niños de México, a sus hijos, a sus nietos, sin ningún pudor y sin memoria. Cosas del estiércol.