La derrota política de Greorio Sánchez Martínez.
Martes 27 de Marzo de 2012 hrs.
Finalmente la presión pesó más que la ambición y/o la aspiración política sobre el ahora ex candidato a senador por el Partido de la Revolución Democrática (PRD), Gregorio Sánchez Martínez. Su derrota política, solo podrá ser superada por su triunfo como ciudadano libre.

Seguramente el conjuro se “cocinó” en las más altas esferas de las cúpulas de poder de los partidos opositores. Nadie sabe de los “amarres” ocultos, nadie sabe de los intereses en común, nadie sabe como se reparten el poder, tras el poder.

Lo que si supo y muy bien Gregorio Sánchez, es que era hora de moverse de la foto o, seguir plasmado en otra como la que vivió hace algunos meses apenas, allá en una residencia para nada confortable en Nayarit. Más vale aquí corrió, que aquí murió.

Por ahora, el PRD se encontrará con las “garras” de las ambiciones, que tras el codiciado hueso, una oleada de “buenos” perredistas tratarán de aferrarse a la titularidad de la candidatura por una curul, sustituyendo al ex alcalde de Cancún, o Benito Juárez, que no es lo mismo pero, es igual.

Una pelea abierta de pronósticos reservados para ese partido de supuesta izquierda, que se mueve según la melodía que le toquen, a la derecha, al centro o una izquierda autista.

Con esta magistral jugada con hechura partidista, Gregorio Sánchez Martínez dio cuenta que, culpable o no, su carrera política está acabada. Porque, lo que si es claro es que, en Quintana Roo al menos, nunca podrá retomarla en su corta y fugaz carrera política que despegó, pero no voló.

Lo que también es un hecho es con la salida de Gregorio Sánchez Martínez, se verán beneficiados los candidatos de los otros partidos políticos que contienden por una curul en el senado. Guste o no, Sánchez Martínez tenía –o tiene-, tras de sí a un electorado bien posicionado. Ya sea a través de su vida pastoral, como cantante o como víctima. Lo cual no quiere decir que tras su salida, sus seguidores se esfumaron.

Con o sin la culpabilidad probada, Gregorio Sánchez ha sido un fuerte opositor por la simpatía ciudadana que obtuvo, mediante una fuerte y millonaria campaña,  ya desde los tiempos en que contendió por la alcaldía de Benito Juárez, la cual ganó sin mayores problemas y con una fuerte simpatía en los electores benitojuarenses.

Sin embargo, no será una campaña dócil y somera. Gregorio Sánchez se ha convertido, por obra y gracia de sus opositores, en una víctima del sistema. Un mártir al que dirán han golpeado y vapuleado sin piedad, con certeza o con imaginación sentimental. El pueblo, es el pueblo.

Las campañas tendrán que ser manufacturadas con inteligencia, con mucho financiamiento , con imaginación y con estrategias bien definidas. Apostarle al mapachismo, ya no dará resultado en Cancún al menos, en donde se encuentra la gran mayoría de los seguidores del pastor Greg, lo que implicará un electorado difícil.

Y, aunque se piense que Chetumal y la zona sur está adormecida y con sentimientos conformistas, habría que prestarle una atención especial. Los chetumaleños, podrían dividir su opinión por pertenecer una mayoría a la vida laboral de gobierno y con ello al PRI, que sería la lógica conducente.
No así para los otros partidos.

Sin embargo el sur no solo es Chetumal. Los othonenses, aquellos de las comunidades rurales que padecen fríamente las inclemencias de los tiempos de crisis permanentes, podrían crearles problemas a todos.

Pero, la política es magia y podría darse lo contrario. Una magia que cautiva, que engrandece, que convence pero, que muchas veces también, envilece.

Por lo pronto, este 30 de marzo iniciarán las campañas políticas, la ley mordaza se abre, los spots y lo temas publicitarios invadirán al país por tres meses. Quintana Roo se prepara para una contienda electoral al parecer sin contratiempos ya sin el más fuerte competidor electoral Gregorio Sánchez, con el liderazgo que ha edificado a pulso el joven de alto aprendizaje, Roberto Borge.