Freno a la opacidad y endeudamiento de estados y municipios.
Lunes 01 de Octubre de 2012 hrs.
Si el proyecto de dictamen sobre la iniciativa de para acotar la opacidad y endeudamiento de estados y municipios, procesado por una comisión técnica plural, da luz verde en la Cámara de senadores, seguramente veremos caras larga en aspirantes a alcaldes y gobernadores en el país a futuro.

Los partidos Revolucionario Institucional (PRI), Acción Nacional (PAN) y de la Revolución Democrática (PRD) pactaron en el Senado someter a votación dicha iniciativa, por lo cual la Comisión Técnica de senadores encargada de analizar la reforma a la Ley General de Contabilidad Gubernamental aprobó, por el momento, el informe de observaciones de esta iniciativa.

Se pretende con ello, castigar con cárcel al funcionario que endeude o no decida publicar sus registros de contabilidad, incluidos los movimientos en los fondos para educación y salud una pena de dos a siete años de prisión y multa de mil a 500 días de salario mínimo vigente en el Distrito federal, a quien cause daño a la hacienda pública o al patrimonio, no lo evite o no lo informe a su superior jerárquico.

Además, propusieron que los entes públicos colocarán en Internet la información sobre los montos pagados por concepto de ayudas y subsidios a los sectores económicos y sociales, identificando el nombre del beneficiario y el monto recibido.

Una urgente iniciativa que permitirá un candado a los gobiernos a endeudar. Hoy en día, la falta de freno ha orillado a que cada gobernante finalice su administración con los bolsillos llenos, sin que nadie ejecute acción alguna en su contra.

Los excesos de créditos bancarios, tienen en este momento, colapsados a los ayuntamientos, que no ven salida a sus quebradas finanzas. Los pagos a las instituciones crediticias cada vez con mayores intereses, han provocado que las deudas se hagan impagables o, que al pago de estos, las arcas se mermen a tal grado que los gobiernos municipales carezcan de ingresos para liquidar sus necesidades de operación y nómina, ante el pago de empréstitos acordados por administraciones anteriores.

Una ley que urge para parar de una vez por todas, los abusos de gobernantes que al amparo de sus cargos, realizan operaciones financieras que dejan en peligro el patrimonio de sus gobernados, quienes al final, son los que terminan pagando las deudas de los malos gobiernos, a través de sus impuestos. De ahí la importancia a esta importante ley.


Lástima que se haga (si es que se aprueba), luego de la tremenda crisis por la que atraviesan los municipios en el país y, luego de que varios ex gobernadores y ex presidentes municipales, han arrasado con las finanzas de estos gobiernos, con la mayor impunidad de que gozan los ladrones de “Cuello blanco”.

Veremos si esta iniciativa se concreta y se aplica.