Atraco a la economía nacional programa del "Buen fin".
Martes 22 de Noviembre de 2011 hrs.
"El buen fin", un programa “amañado” de consumismo en el país,  lejos de contribuir a la economía de los mexicanos, tuvo hechura perfecta y a la medida para el sector empresarial en el país... y la banca.

Los supuestos descuentos de una serie y variada gama de artículos, no fue sino una bien estudiada estrategia de marketing. Es decir, sólo se inflaron los precios de los productos para después ponerlos en oferta y venderlos al precio de siempre de manera cínica y engañosa.

Quienes deben de estar brincando de alegría son los bancos. Las famosas compras pactadas con diversos centros crediticios, ofrecían productos con mensualidades de 6, 12 y 13 meses, claro está cargado a la tarjeta de crédito. Lo cual implica que una gran mayoría de mexicanos se endeudó hasta el “cuello”, gracias al buen fin...que en el fondo nada tuvo que ver con este slogan. Un fin que para los muchos deudores no irá de acuerdo al slogan de tan promocionado y engañoso programa.

En Cancún y Playa del Carmen, a partir de este sábado, las tiendas, centros comerciales y plazas, estaban abarrotadas de consumidores que desesperados entraban en la rebatinga por conseguir lo deseado con la fabulosa magia de las tarjetas de crédito. Como comprar en efectivo si los aguinaldos aún se encuentran lejos de las manos de los trabajadores.

Solamente en el primero y segundo día los centros comerciales ofertaron algunos artículos a bajo precio, para de esta forma servir como “gancho” para atraer más clientes, pero el resto de los artículos mantuvieron los mismos costos o quizá más elevados.

Lo dicho, los únicos ganadores en esta campaña consumista de fin de semana vacacional largo, fue el sector empresarial. Los consumidores, es decir la ciudadanía en general, al final no tendrán “muy buen fin”
Y en el caso de los burócratas adscritos a la federación, el gobierno de Calderón principal promotor de este evento, que permitiría reactivar la actividad económica pero de un solo lado no cumplió, debido a que sólo 7 de cada 10 empleados federales recibieron el adelanto del pago del aguinaldo.