Un teatro para el pez león.
Lunes 21 de Mayo de 2012
Por:Rodrigo De la Serna.

Nadie solicita que se erija un teatro para ese animal. Si no se hace para la gente imagínate hacerlo para un pez… Lo cierto es que anda por ahí una obra de teatro cuyos personajes principales son l@s niñ@s. Y que lamentablemente otro protagonista es el pez león en aguas caribeñas, hecho ya referido en otra ocasión.

Esta vez el teatro en Quintana Roo vuelve a ganar otra de sus batallas, primero por poner en escena una realidad que va a afectarnos a corto plazo. También porque la obra “El Pez León, el nuevo vecino del arrecife” expone con claridad, detalles y casos de la presencia de este animal en el mundo del que vivimos todos en la costa: el Arrecife Mesoamericano.

Otro favorable elemento del trabajo es su aprovechamiento del espacio, del escenario disponible. Actores y productores han logrado que una sala cinematográfica (cinepolis) se convierta en un teatro multimedia, atractivo para un público exigente y sincero como 60 chamacos nada fáciles de entretener (concientizar). Y estas jóvenes actrices, directores, actores, productores y demás que les acompañan, lo hacen con calidad por más de 40 minutos; los títeres, personajes y atmósferas (auditivas y de luces) en “El Pez León, el nuevo vecino del arrecife”, mantienen atentos inclusive a los adultos, que los niños llevan para que también se eduquen.

¿Quién te dice qué pasa desde un principio? Ni más ni menos que una sirenita, preciosa caribeña y parte del elenco, pero ella aparece bajo el agua en la pantalla del cine; la niña te pone al tanto a través de un interesante video, formato familiar a la niñez/gente del siglo XXI. Con ese recurso multimedia también se proyecta la parte documental de la puesta en escena; una correcta “voz en off” ofrece la perspectiva íntegra del pez león en el Caribe Maya Mexicano: un depredador históricamente desconocido, un elemento perturbador del equilibrio vital, un ser al que debe regularse drásticamente, de no hacerlo lo lamentaremos. Este segmento divulgativo es ágil; más que informar, cuentan con precisión. Recrean, hacen ameno el arte que saben.

El texto de Susana Sánchez Segura es sólido en sus diálogos, guía una dirección y producción correctas. Este ensamble es muy importante para un público exigente y conocedor aun si tienen 9 años… Haciendo gala de hacer mucho con poco, en la obra destacan escenas aparte del trabajo actoral y titiritero; por ejemplo los cambios de iluminación: de una vivienda en la costa una pareja de niños se va al mundo submarino con sólo modular de luz, imaginándoselo actores y espectadores sólo por ponerse un visor, que brilla neónicamente si la oscuridad se alumbra con Luz Negra –negra tenía que ser. Teatro negro Caribe.

En el arrecife una niña y un niño se encuentran de frente a la vida, hablan (se reconocen) con peces, tortugas, medusas, corrientes, el pez león por supuesto, pero es una langosta la reina del escenario, se lo adueña por el sabroso tono en su discurso: costeño caribeño a la mexicana, el habla marina de Quintana Roo como verdad diaria con su acento maya. Una langosta con voz real es lo que más reconoce un público que habla así. Y la langosta baila… ¡y el público exigente y conocedor enloquece al ritmo de una danza sabrosa y picante!
Como todo trabajo artístico, la obra “El Pez León, el nuevo vecino del arrecife” tiene aspectos para pulirse –la continuidad rítmica, algo de sobreactuación; seguramente mejorará según avance su puesta en escena. Lo que presencié en Cozumel el sábado pasado (opinión de amateur que aún le prende velas a su artista preferida: el teatro) ya está casi listo; ya es trabajo en evolución, testimonio necesario de una situación innegable, que repercute más allá de la región.

Esta obra dirigida a todo público bien vale la pena de conocerse. Ahora han comenzado en su isla: Cozumel; a ver si mañana será posible presenciarla en otras latitudes. Por ello se dijo lo de “un teatro para el pez león”; seguro habrá quien se interese en llevar a su localidad un espectáculo de impacto, atractivo y remunerador. Puede presentarse en cines, por ejemplo…

Este concepto teatral implementado por Kenya Rocha y Javier Pizaña, como productores ejecutivos y apoyado por organismos diversos, muestra en escena cómo puede obrarse en consecuencia. Es decir, cómo y cuánto el arte puede ensamblarse con mentalidades progresistas, prácticas, y lograr resultados provechosamente compartidos.

“El Pez León, el nuevo vecino del arrecife” puede verse los fines de semana en la isla de las Golondrinas. Son bienvenidos niñ@s y adult@s, gente de 3ª y 4ª edad, toda persona interesada en teatro y vida.

Los créditos y detalles del espectáculo pueden consultarse en las siguientes direcciones: acozumel@conanp.gob.mx y miracozumel@yahoo.com., en su sitio facebook así como en el boletín emitido por los organizadores.
Playa Xamán Há